Aunque parezca mentira conocí más personas que con sus acciones y pensamiento ahuyentan la abundancia y la riqueza de sus vidas que aquellas que trabajan por tenerla.

Vendí mi vida por un penique y la vida no me quiso pagar más

Yo parto de la premisa de que el futuro es algo que se puede construir “en cierta manera”, siempre conociendo las limitaciones de la falta de control del entorno y sus variaciones.

Asumir la responsabilidad del futuro implica no renunciar al poder de manejar hasta cierto punto, los acontecimientos de nuestra vida. Todos sabemos (o deberíamos) cuando algo salio mal quien fue el/la culpable.

La realidad siempre es lo que tú crees que es. Los acontecimientos no son ni buenos, ni malos, tú eres quien los calificas con tus creencias. Las personas negativas y mediocres siempre amparan sus decisiones y visiones con LA REALIDAD. Los demás estamos fuera de eso, somo soñadores, locos e ilusos irreales.

Una de las claves fundamentales para cambiar tu actitud ante la vida es cambiar tus creencias, ya que ellas pueden ayudarte o perjudicarte. Si piensas en negativo, los problemas no tardarán en llegar, en cambio, si te predispones en forma positiva, hasta las contrariedades inevitables, te parecerán nimiedades.

Cuando expones esto la gente mediocre y negativa te suele mirar raro y piensa que no eres responsable ante los problemas. La forma positiva o negativa tiene mucha relación con la experiencia y las situaciones de estrés a las que puedas haber estado sometido o sometida en el transcurrir de tu vida. Esto es muy fácil de entender, una vez pasado el tiempo y cuando recordamos problemas que no te dejaron dormir e incluso aquellos que parecían, el fin, hoy los miras con cierto cariño y casi siempre con sorpresa, pues el tiempo redujo el problema a nimiedad.

¿Quién no perdió un novio o novia en la adolescencia? Tu vida ya no tenía sentido

Como muchas cosas en la vida relacionadas con el Éxito es una actitud la que hace alejar de uno lo bueno o atraer la abundancia . En algunos sitios lo llaman Karma

El símbolo del karma es un nudo sinfín. El nudo infinito simboliza la inter-conexión entre las causas y los efectos, un ciclo kármico que continúa eternamente.

Las leyes del Karma nos dicen en esencia que las fuerzas que pusimos en movimiento hace diez minutos o hace diez vidas volverán a nosotros.

Podría ser el YIN y el YANG

El símbolo del Yin y el Yang se remonta a la antigua China y representa la creencia de que todo en el universo está formado por dos fuerzas que son opuestas pero a la vez complementarias.

Algunos ejemplos que ilustran la filosofía de Yin Yang son:

  • Vida y muerte
  • Noche y día
  • Cielo y tierra
  • Salud y la enfermedad
  • Oscuridad y luz
  • La pobreza y la riqueza
  • Ciclo de las estaciones: frío a caliente

Podemos hablar de la Ley del Dharma. «Dharma» es un vocablo sánscrito que significa «propósito en la vida». Esta ley dice que nos hemos manifestado en forma física para cumplir un propósito. El campo de la potencialidad pura es la divinidad en su esencia, y la divinidad adopta la forma humana para cumplir un propósito.

De acuerdo con esta ley, cada uno de nosotros tiene un talento único y una manera única de expresarlo. Hay una cosa que cada individuo puede hacer mejor que cualquier otro en todo el mundo – y por cada talento único y por cada expresión única de dicho talento, también existen unas necesidades únicas. Cuando estas necesidades se unen con la expresión creativa de nuestro talento, se produce la chispa que crea la abundancia.

El expresar nuestros talentos para satisfacer necesidades, crea riqueza y abundancia sin límites.

La ley de causa y efecto Efecto Boomerang o Principio de Acción – Reacción si no queremos o pensamos de forma espiritual o místico

Toda causa tiene su efecto; todo efecto tiene su causa, todo sucede de acuerdo con la ley; la suerte no es más que el nombre que se le da a una ley no conocida.”

La Ley de Causa y Efecto es una ley de vida que muchas personas no tomamos en cuenta, y que es realmente importante para poder lograr buenos resultados en todos los aspectos de nuestra vida. Es una ley que funciona perfectamente en todos los planos y trae a la realización todo lo que sembramos, tanto en pensamiento, palabra y acciones. Esto quiere decir que todo lo que hacemos pone en movimiento una causa y ésta trae una consecuencia, positiva o negativa, que dependerá de la causa puesta en movimiento. No existe el azar, la buena suerte o la mala suerte, sólo resultados.

Si cambias la calidad de tu pensamiento, cambiarás la calidad de tu vida.

Causa y efecto: “Nada ocurre por azar, para cada efecto hay una causa asociada a ella”.

El éxito nunca llega por accidente, siempre es un flujo de efectos y causas.

Cada pensamiento y acción tiene efectos específicos y medibles, así que para obtener los mismos resultados de los demás, solo obedece las mismas leyes que ellos obedecieron en su momento.

¿Aún piensas que el éxito es fruto del azar?

Creencias: “Lo que creas con fe se convertirá en tu realidad.”

Todo el mundo actúa siempre de forma consistente con sus creencias.

Acepta que tienes un potencial ilimitado para lograr y entrar en el amplio mundo de las oportunidades potenciales. Ten fe en ti mismo, creé en que tendrás éxito y lo tendrás; creé que vas a fracasar y con toda seguridad lo harás tarde o temprano.

Expectativas: “Lo que esperas con toda seguridad sucederá como una profecía que se auto realiza.”

Piensa que sucederán cosas buenas, y así será. Por el contrario, si piensas que ocurrirán cosas malas, pasarán. Tus expectativas tienen un gran impacto en como se desenvuelve el futuro; por esto, para cambiar tu futuro, cambia tus expectativas.

Atracción: “Atraerás gente, circunstancias y oportunidades tal como las piensas.”

Los pensamientos radian tu energía mental actual.

Todo lo que has tenido hasta ahora en la vida, ha fluido hacia ti por la forma en que pensaste previamente: así que para cambiar lo que pase en el futuro de tu vida o negocio, piensa, actúa y siente en forma distinta. Atraerás gente, situaciones y circunstancias que armonizan con sus pensamientos dominantes.

Correspondencia: “Tu mundo exterior es un reflejo de Tu mundo interior.” Con correspondencia, tu no lograrás nada en el exterior si no lo creas primero en tu interior.

Lo único en el mundo sobre lo que tienes control verdadero son tus pensamientos; no existen limites en cuán mejor puedes llegar a pensar, así que no hay barreras en como puedes mejorar su vida.

No podemos dejarnos atrás la Ley de atracción Según esta ley, una energía emitida de una manera concreta atraerá otra energía idéntica a la proyectada. Es decir que las fuerzas naturales del orden se fundamentan en un magnetismo que nosotros generamos y proyectamos.

“Mantén tus pensamientos positivos, porque tus pensamientos se convierten en tus palabras. Mantén tus palabras positivas, porque tus palabras se convierten en tus comportamientos. Mantén sus comportamientos positivos, ya que sus comportamientos se convierten en tus hábitos. Mantén tus hábitos positivos, porque tus hábitos se convierten en tus valores. Mantén tus valores positivos, porque tus valores se convierten en tu destino”.-Mahatma Gandhi-

Nunca dejamos de hablar con nosotros mismos. Ese diálogo interno es el que nos permite integrar y dar sentido a los hechos que acontecen a nuestro alrededor. Aunque nos puede dar la sensación de que esos pensamientos tal como vienen se van, lo cierto es que se sucede una constante interacción entre ellos y cómo actuamos, cómo sentimos y cómo reacciona nuestro entorno. Las consecuencias emocionales y de comportamiento se activan a partir de esas creencias o pensamientos que surgen en nuestro diálogo interno. Las personas controlamos, en gran medida, nuestro propio destino sintiendo y actuando conforme a nuestros valores y creencias.

Vive sin miedo, olvida las personas negativas y huye de los mediocres con lengua vivaz y poco celebro. La realidad no es lo que muchos ven, la autentica realidad es la que tú ves.

Todo depende de ti.